Las acciones transformadoras de una organización se realizan mediante la incidencia en el diseño institucional, a través de la modificación de normas y procedimientos internos, y por medio de la incidencia en la cultura organizacional mediante acciones tendientes a concientización, educación, o entrenamiento del personal que la integra.

Este eje de trabajo importa la implementación de mejoras tendientes a la transformación de esquemas de incentivos existentes y de procesos y prácticas cotidianas que no se ajustan a los estándares de integridad o dan lugar a la discrecionalidad o al empleo inadecuado de los recursos.

Ello, implica la modificación de normas internas -de acuerdo a lo que resulte de las falencias identificadas previamente-, la promoción de la presentación de las declaraciones juradas patrimoniales integrales, el trabajo conjunto con el equipo de Licitaciones y Compras, y la capacitación y entrenamiento del personal en los valores éticos de la DNV, todo ello con el propósito de crear una nueva cultura ética organizacional.